Tarta de Queso sin Horno

Esta rica y cremosa tarta de queso será un éxito en tu mesa y no tendrás que encender el horno para prepararla.

 

Rating

DificultadPrincipiante
Tiempo de preparación30 minsTiempo de cocción3 hrsTiempo Total3 hrs 30 mins

Ingredientes
 150 grs Galletas tipo Digestive
 100 grs Mantequilla
 50 ml Leche Evaporada
 250 grs Queso Fresco
 500 ml Nata para montar
 3 Hojas de gelatina neutra
 100 grs Azúcar
 Fresas al gusto
 Arandanos al gusto
 Frambuesas al gusto
 Agua de rosas (opcional)

Elaboración
1

Para preparar la base derretimos la mantequilla. Trituramos las galletas hasta que queden reducidas a polvo y le añadimos la mantequilla para formar una pasta homogénea que será la base de nuestra tarta.

2

Ponemos esta pasta solamente en la base de nuestro molde de tartas. Lo ideal es que tenga un grosor de un centímetro aproximadamente. Reservamos el molde en el frigorífico.

3

Montamos el relleno de queso batiendo la nata con el queso, el azúcar y unas 6 gotas de agua de rosas.

4

Hidratamos hojas de gelatina en agua fría durante 2 minutos, las sacamos y las diluimos en la leche evaporada templada. Lo mezclamos con el queso montado, incorporamos los arándanos y las frambuesas y vertemos este relleno en nuestro molde de galletas.

5

Reservamos la tarta en la nevera durante unas 2-3 horas.

Emplatado

Decoramos con fresas, arándanos y frambuesas y servimos en porciones bien frías.

CONSEJO:
Para elaborar la tarta de queso necesitamos un molde desmontable.

Ingredientes

Ingredientes
 150 grs Galletas tipo Digestive
 100 grs Mantequilla
 50 ml Leche Evaporada
 250 grs Queso Fresco
 500 ml Nata para montar
 3 Hojas de gelatina neutra
 100 grs Azúcar
 Fresas al gusto
 Arandanos al gusto
 Frambuesas al gusto
 Agua de rosas (opcional)

Instrucciones

Elaboración
1

Para preparar la base derretimos la mantequilla. Trituramos las galletas hasta que queden reducidas a polvo y le añadimos la mantequilla para formar una pasta homogénea que será la base de nuestra tarta.

2

Ponemos esta pasta solamente en la base de nuestro molde de tartas. Lo ideal es que tenga un grosor de un centímetro aproximadamente. Reservamos el molde en el frigorífico.

3

Montamos el relleno de queso batiendo la nata con el queso, el azúcar y unas 6 gotas de agua de rosas.

4

Hidratamos hojas de gelatina en agua fría durante 2 minutos, las sacamos y las diluimos en la leche evaporada templada. Lo mezclamos con el queso montado, incorporamos los arándanos y las frambuesas y vertemos este relleno en nuestro molde de galletas.

5

Reservamos la tarta en la nevera durante unas 2-3 horas.

Emplatado
Tarta de Queso sin Horno

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *