Tarta de Queso sin Horno

Esta rica y cremosa tarta de queso será un éxito en tu mesa y no tendrás que encender el horno para prepararla.

 

Rating

DifficultyBeginner
Prep Time30 minsCook Time3 hrsTotal Time3 hrs 30 mins

Ingredientes
 150 g Galletas tipo Digestive
 100 g Mantequilla
 50 ml Leche Evaporada
 250 g Queso Fresco
 500 ml Nata para montar
 3 Hojas de gelatina neutra
 100 g Azúcar
 Fresas al gusto
 Arandanos al gusto
 Frambuesas al gusto
 Agua de rosas (opcional)

Elaboración
1

Para preparar la base derretimos la mantequilla. Trituramos las galletas hasta que queden reducidas a polvo y le añadimos la mantequilla para formar una pasta homogénea que será la base de nuestra tarta.

2

Ponemos esta pasta solamente en la base de nuestro molde de tartas. Lo ideal es que tenga un grosor de un centímetro aproximadamente. Reservamos el molde en el frigorífico.

3

Montamos el relleno de queso batiendo la nata con el queso, el azúcar y unas 6 gotas de agua de rosas.

4

Hidratamos hojas de gelatina en agua fría durante 2 minutos, las sacamos y las diluimos en la leche evaporada templada. Lo mezclamos con el queso montado, incorporamos los arándanos y las frambuesas y vertemos este relleno en nuestro molde de galletas.

5

Reservamos la tarta en la nevera durante unas 2-3 horas.

Emplatado

Decoramos con fresas, arándanos y frambuesas y servimos en porciones bien frías.

CONSEJO:
Para elaborar la tarta de queso necesitamos un molde desmontable.

Ingredients

Ingredientes
 150 g Galletas tipo Digestive
 100 g Mantequilla
 50 ml Leche Evaporada
 250 g Queso Fresco
 500 ml Nata para montar
 3 Hojas de gelatina neutra
 100 g Azúcar
 Fresas al gusto
 Arandanos al gusto
 Frambuesas al gusto
 Agua de rosas (opcional)

Directions

Elaboración
1

Para preparar la base derretimos la mantequilla. Trituramos las galletas hasta que queden reducidas a polvo y le añadimos la mantequilla para formar una pasta homogénea que será la base de nuestra tarta.

2

Ponemos esta pasta solamente en la base de nuestro molde de tartas. Lo ideal es que tenga un grosor de un centímetro aproximadamente. Reservamos el molde en el frigorífico.

3

Montamos el relleno de queso batiendo la nata con el queso, el azúcar y unas 6 gotas de agua de rosas.

4

Hidratamos hojas de gelatina en agua fría durante 2 minutos, las sacamos y las diluimos en la leche evaporada templada. Lo mezclamos con el queso montado, incorporamos los arándanos y las frambuesas y vertemos este relleno en nuestro molde de galletas.

5

Reservamos la tarta en la nevera durante unas 2-3 horas.

Emplatado
Tarta de Queso sin Horno

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *